Escapadas
Festividad

Día de Muertos en Izamal: Hanal Pixán

Las cocinas yucatecas ya dejan salir los aromas del Hanal Pixán, ese banquete para los muertos que abre el apetito de quien también anda por la calle.

Compartir
Copiar enlace

Favorito

    Reserva directo

Entre las muchas prácticas del pueblo maya, el Hanal Pixán es una tradición que aún se conserva; esta comida de las ánimas inicia el 31 de octubre con el U Hanal Palal, día en que llegan los niños, entonces la ofrenda se coloca en un altar decorado lleno de color en el que los dulces, la fruta y los juguetes son indispensables; para la ocasión se preparan tamales, atole nuevo, yuca con miel y chocolate; flores silvestres amarillas, rojas y virginias terminan de darle vida al momento.

Para el primer día de noviembre, llamado U Hanal Nucuch Uinicoob; en las casas ya está todo dispuesto para poner los alimentos que el difunto prefería en vida y aquellos sabores típicos de la ocasión; así no falta el atole nuevo, el dulce de papaya, coco y pepita, los tamales de xpelón  un frijol yucateco de color negro que se agrega a la masa del tamal– y vaporcitos –hechos de una masa delgada, rellenos de pollo, pavo y cerdo, envueltos en hojas de plátano y cocidos al vapor–, las frutas y el plato especial: mucbipollo.

Para este momento se colocan las fotografías de los difuntos y el altar es adornado con flores y ramas de ruda e iluminado con veladoras. De vez en vez aparecen como ofrenda bebidas y cigarros pues así apetecen las ánimas.

El 2 de noviembre se celebra el U Hanal Pixanoob o la misa pixán, esta es dedicada a los difuntos en el camposanto. Como en otros lugares del país, en algunos hogares se coloca un altar pequeño con alimentos dedicado a aquellos difuntos olvidados o que no tienen familiares. En voz alta, les gritan para que lleguen a probar de su ofrenda.

Cultural

Familiar

Ubicación

Izamal, Yuc., México

Ver el mapa

Te sugerimos estas experiencias