Escapadas
Hotel

El Cielo

Aquí siempre hay algo más por ver o hacer. Para empezar ahí están sus 22 hectáreas de bellos viñedos que pueden conocerse a pie, o recorrerse en bicicleta de alquiler o en carreta. En el edificio principal está la cava. Ahí se degustan los vinos cuya elaboración dirige el enólogo Jesús Rivera. Esta bodega elabora trece etiquetas (todas con nombres de eventos celestes, astrónomos o constelaciones) en diferentes líneas. Los vinos de su rango medio suelen tener una crianza de por lo menos doce meses en barrica nueva de roble francés. Te recomendamos probar el Orión (un ensamble que tiene 75% de Tempranillo, 20% Grenache y 5% Merlot) o el Kepler (Cabernet Sauvignon).

Arriba de la cava está la boutique, donde el visitante puede comprar los vinos de la casa, pero también implementos para transportar y servir el vino, artesanías y cosméticos de la región, abarrotes finos (aceite de oliva, quesos, chocolates, sales y más), prendas de Pineda Covalín y joyería.

Una manera de conocer los vinos de la casa es con una comida o cena-maridaje en el Restaurante Latitud 32, que por sí solo sería motivo para visitar El Cielo, o incluso Valle de Guadalupe. Su chef José Luis elabora platillos donde combina las tradiciones culinarias de Baja California y Yucatán. Los resultados son increíbles. Hay que probar el pulpo a las brasas o el ceviche negro maya. En el menú del chef se miran innovaciones culinarias, con opciones veganas y sugerencias de maridaje de vinos.

El esplendor del Cielo se disfruta también en las elegantes y cómodas villas desplegadas en torno a un par de lagos artificiales. También hay un café Punta del Cielo (que resulta magnífico después de desfilar uno por tanta vinícola), y espacios para eventos propios y ajenos. Los conciertos que esta casa ha organizado no son poca cosa; se han presentado artistas de gran fama.

Gastronomía

Lujo y Confort

Románticas

Ubicación

El Cielo Valle de Guadalupe, Valle de Guadalupe, B.C., México

Ver mapa

Te sugerimos estas experiencias