Escapadas
Hotel

Adobe Guadalupe

Es una vinícola preciosa y todo un clásico de Valle de Guadalupe. Fue una de las bodegas pioneras en el enoturismo. Su vino local es excelente, pero se disfruta mejor en el hotel, flanqueado por verdes jardines, con una tina de jacuzzi mirando al viñedo y teniendo al lado un restaurante muy bien atendido.

Adobe Guadalupe fue un proyecto iniciado por Donald y Tru Miller, en la última década del siglo XX. Fue en el 2000 que levantaron su primera cosecha. Y muy pronto sus vinos se volvieron referencia obligada en el panorama de la enología mexicana. Su línea más antigua y famosa es la de los arcángeles: Miguel, Kerubiel, Serafiel, Gabriel y Rafael, que son tintos, y Uriel, que es rosado. Algo más nuevo son Jardín Secreto (tinto con base en Tempranillo) y Jardín Romántico (Chardonnay), excelentes creaciones del actual enólogo de la casa, el chileno Daniel Lonnberg.

Tal vez la mejor manera de conocer los vinos es en las cenas maridaje que se ofrecen en la casa. Son comidas de cinco tiempos preparadas por la chef Martha Manríquez, maridados con distintas añadas (muchas veces reservas especiales). Y se llevan a cabo en el elegante comedor de la casa con su vajilla y cubiertos de lujo.

Además de vinos y excelsa comida; quien se hospeda en Adobe Guadalupe podrá tomar alguno de su masajes, participará en las catas verticales con presentación de los caballos aztecas criados en los establos de la bodega. A un lado se encuentra la tienda, donde se realizan degustaciones básicas, ahí una oferta de productos para comprar esperan: vinos, tequila Tía Tula , mezcal Lucifer, elaborados especialmente para Adobe Guadalupe; aceitunas y aceite de oliva de la casa; miel, conservas, artesanías, arte y regalos.

Entre la bodega y la tienda está el Adobe Food Truck, que por su servicio rápido puede ser una cómoda opción para el viajero que visita varias vinícolas durante el día. Aparte, sus platillos (tipo tapas) son muy sabrosos: desde las patatas bravas, los champiñones al ajillo y las ensaladas, hasta la chistorra al brandy o el picosito de salchicha polaca con camarones del Pacífico.

Familiar

Gastronomía

Lujo y Confort

Naturaleza

Románticas

Salud y Bienestar

Ubicación

Adobe Guadalupe, B.C., México

Ver mapa

Te sugerimos estas experiencias